Estamos diseñados para andar

Quizás lo haya dicho antes: Estamos diseñados para andar. Desde el principio de los tiempos, la humanidad se ha traslado de un sitio para otro. Durante miles de generaciones no había otra forma de hacerlo que a pie y eso nos obligaba a ser especialmente cuidadosos con lo que llevábamos en los fardos que cargábamos. Seguro que habeis leído, oído o experimentado si habeis hecho El Camino, que éste tiene multitud de paralelismos y ésta es la primera de ellas: podemos cargar (soportar) con un cantidad limitada de peso (responsabilidades y obligaciones) así que elige bien lo que metes en la mochila para que no tengas que abandonar.

Continuar leyendo «Estamos diseñados para andar»

Las pocas cosas que estoy aprendiendo

Cuando dicen que en muchos aspectos el Camino es un viaje de aprendizaje, no les falta razón. Si habeis estado relacionados en alguna forma con el coaching, cada uno tiene una definición de lo que es aprender. Para mi el Camino es absolutamente experiencial: por mucho que te esfuerces en transmitir qué significa andar solo con tus pensamientos durante dos días sin ver apenas a nadie, lo máximo que he conseguido es que me pregunten si tanto merece la pena y lo aburrido que debe ser.

Continuar leyendo «Las pocas cosas que estoy aprendiendo»