Paseo desde Somport hasta Jaca

Después de disfrutar de la primera tostada en el Ulzama de Jaca de la temporada, cogí el autobús hasta Somport con un amigo para echar el día. Y sobre todo, quitarme el mono.

Tostada de mantequilla y mermelada
Tostada “clásica” en Ulzama antes de empezar

Menos mal que nos echamos algo de abrigo a la mochila (como siempre se debe hacer en la montaña) porque cuando llegamos al albergue en Somport vimos lo que nos esperaba: niebla casi hasta Canfranc Estación.

Recién llegando a Somport, niebla densa.

A partir de ahí, una maravilla de bajada por la margen izquierda del Aragón. A tramos cerrado, a tramos más abiertos para ver las paredes en las que se encajona el río.

Vistas desde Rioseta
Vistas desde Rioseta

Hasta Canfranc pueblo no paramos para tomar un bocata de almuerzo en el albergue y comentar cuatro cosas con otro Peregrino que arrancaba en mismo día.

Bocadillo y caña
Parada técnica para recargar fuerzas en Canfranc

De ahí, hasta Villanúa donde abrimos unos frutos secos y un plátano sin dejar de comentar el montón de cosas que van pasando en un año: proyectos pasados, nuevos, ideas, … dos ingenieros mano a mano. Menudo peligro. Sólo eran la una del mediodía. Un poco pronto para poder parar a comer así que seguimos hasta Castiello.

El tramo hasta Castiello de Jaca se hace por pistas primero al lado de la carretera y después, una vez que se cruza, entre bosque y prados. Lo primero que vemos son las colonias de los Salesianos de Huesca de muy buenos recuerdos para mi compañero de andada.

Poco más reseñable excepto la fuente que se encuentra a la entrada de Castiello en la calle de Santiago. Agua fresca y abundante. De ahi, bajar hasta la carretera para comer pasadas las dos y media. Sin apenas dejar de hablar y después de dos bocatas importantes, pasadas las cuatro enfilamos el último tramo hasta llegar a Jaca de algo más de 7km siempre al lado del río Aragón.

A eso de las cinco y media, llegamos al paseo de Las Canteras y tras un buen trago de agua en la fuente que marca la entrada en Jaca, damos por terminado el día… y la etapa.

Ahora a pensar en la siguiente. Ya tengo alguna en la cabeza para el puente de la Constitución en diciembre.