Tech Evangelist en el Camino

Estaba en Santo Domingo de la Calzada y me estaba temiendo que esta vez iba a necesitar una ayuda para comunicarme con Heedo y Jean Luc así que, en cuanto conseguí acceder a una WiFi, me descargué las aplicaciones de traducción MS Translator y Google Translate.

Ambas me permitían utilizarlas off-line y tenían el modo “conversación”, es decir, la podían utilizar ambos hablantes (o peregrinos en este caso) con alguna pequeña diferencia:

  • La de Microsoft gira la mitad de la pantalla para que puedas apoyar el móvil en una mesa y cada uno pueda utilizar su parte desde su parte de la mesa mientras que la de Google tenía algo todavía más interesante.
  • La de Google también divide la pantalla en dos pero no gira una de ellas por lo que la Usabilidad es algo más limitada. Lo interesante es que puedes utilizar la traducción de forma simultánea si tener que esperar al que la otra persona deje de hablar.

Así que, cuando ya lo tengo todo montado, funcionando y probado (con los coreanos, italianos y el francés), llego a Grañón y me paso a saludar a los hospitaleros del albergue del que tan bien me habían hablado. Y hablando, me sale mi vena evangelist, y se lo cuento cuando me dicen que ellos lo pasan un poco mal cuando les vienen nacionalidades muy diferentes.

Lo siguiente? Hago de consultor y se lo instalo a los dos hospitaleros. Y durante esa semana, lo haría otras tres veces al menos. Os dejo un par de videos de cómo funcionan esos modos.

Microsoft Translator
Google Translate